Resultados esperados

  • Correlacionar situaciones de estrés abiótico aplicadas en invernadero (estrés hídrico y deformación de la raíz) y en campo (estrés hídrico y estrés por carga de uva) con los niveles de infección fúngica. Así, se espera determinar los efectos que tienen las condiciones de estrés en el desarrollo de los patógenos y la expresión de síntomas de la enfermedad de la madera de vid. De esta modo también se prevé optimizar las estrategias de plantación y manejo del viñedo en los primeros años tras la plantación, puesto que este es el momento crítico para la manifestación del decaimiento de la madera en vides jóvenes.
  • Desarrollar un nuevo protocolo interno para actuación en campo, con el objetivo de minimizar el impacto de las EFMV en las explotaciones vitícolas.
  • Explotar el efecto protector de distintas cepas de actinobacterias para proteger plantas jóvenes de vid, en condiciones de campo reales, contra las EFMV.
  • Desarrollar una guía de buenas prácticas que permita aprovechar la correlación entre parámetros de estrés abiótico, microbiota del suelo y EFMV. Todo ello actuando sobre viñedos en producción en base a criterios de zonificación que integren los factores de clima, variedades, sanidad vegetal y calidad del vino.
  • Desarrollar de un nuevo software específico que permita integrar datos agroclimáticos, biológicos y agronómicos que, a su vez, sirvan como base sólida para el desarrollo de futuros modelos de predicción de las enfermedades fúngicas de la madera la vid.
  • Elaborar un “Manual de buenas prácticas y estrategias de adaptación” que facilite a todo el sector la evolución del modelo de viticultura convencional del siglo XXI al nuevo de viticultura ecológica, sostenible y competitiva. Este manual considerará además las condiciones actuales de cambio climático, fijando los indicadores de estrés (hídrico, nutricional y ambiental) y de impacto ambiental en los procesos de adaptación.
  • Crear un banco de germoplasma de material vegetal autóctono, caracterizado ecofisiológica y fenológicamente en cuanto a su adaptación agronómica-productiva a las condiciones de cambio climático  y mediterráneas.
  • Obtener cavas de calidad, con largas crianzas, producidos bajo las previsibles condiciones alteradas de cambio climático y a partir de vinos bases desequilibrados, frágiles y de baja acidez.
  • Desarrollar una nueva solución tecnológica de gestión integral de las explotaciones vitivinícolas, mediante la aplicación de tecnologías Big Data  que facilite la toma la toma de decisiones y la validación para su aplicación en bodegas. También se espera diseñar nuevos dispositivos móviles y/o portátiles para la monitorización del estado vegetativo y productivo del viñedo mediante tecnología no invasiva RGB ó visión artificial.
  • Obtener una nueva colección de levaduras autóctonas, singulares, productoras de un menor grado alcohólico, tolerantes al sulfuroso y  con una caracterización fenotípica óptima. Así como otra de bacterias lácticas, registrables en la Colección Española de Cultivos Tipo para asegurar la propiedad y explotación futura de las mismas.
  • Desarrollar, calibrar y validar un nuevo pulverizador inteligente para uso en explotaciones vitícolas.

Start typing and press Enter to search